martes, 14 de julio de 2009

REFLEXIONES: El amar y el patinar






Bueno, creo que ya muy pronto sabré patinar. Ayer no me salió muy mal para ser la cuarta vez que lo intento. Se me ocurre que el amar se parece al patinar. Al principio te da pánico, a medida que patinas, un día tras otro, se te va quitándo el miedo. Poco a poco vas cogiendo confianza, y te vas sintiendo seguro y feliz por haber conseguido algo muy dificil. A veces te das un batacazo. Te haces daño. Te duele durante unos días. Te repones. Y si crees que merece la pena, vuelves una y otra vez a intentarlo. No hay que abandonar, porque si te centras en el miedo, no lo consigues. Ayer mientras patinaba, me di cuenta que el truco está en mirar de frente, a lo lejos, a un punto fijo, no hay que inclinar la cabeza hacia el suelo, y poquito a poco vas ganando seguridad y estabilidad.


Berta


PUBLICADO el 22/04/2009 18:22:25

ACTUALIZADO el 14/07/2009 9:33:08

2 comentarios:

Glo dijo...

así que lo has vuelto a intentar? Pero si parecías un marciano con el casco, las rodilleras y la silla...se ve q eres incombustible.

Bicabel dijo...

¡Tanto como incombustible...!

Con mi equipo de patinaje, yo me veo más como si fuera la Hormiga Atómica.

}:-D

Besitos.

B