domingo, 23 de abril de 2017

Literarura Viva: Poeta Felipe Espilez Murciano

Esta es la primera entrevista para un nuevo proyecto que acabo de comenzar en YouTube, LITERATURA VIVA. Se la he hecho a mi amigo Felipe Espilez Murciano, poeta aragonés. Espero que disfrutes de sus recitaciones.


viernes, 23 de diciembre de 2016

La peregrinación de 2016

Escribí este poema para felictar estas Navidades.  Me inspiró la canción cantada por Mercedes Sosa "La peregrinación".





Poema: La peregrinación de 2016
Poem: The Pilgrimage in 2016

A la huella, a la huella,
Incalculables Josés y Marías,
Errando por valles pelados,
Desiertos desamparados.

A la huella, a la huella
Remando, remando,
No hay país de acogida.
Sigan preguntando.

 Florecitas del desierto,
Clavelitos descoloridos,
Sin país de acogida.
¿Dónde enraizareis
Vuestros huesitos doloridos?

 ¿Dónde nacerás, capullito,
En vientre crecidito,
Palomita sin olivo,
Buhito sin huequito?

 A la huella, a la huella,
Esos Josés y Marías
De  Dios desconocido.
Nadie quiere saber…

A la huella, a la huella,
Expatriados,
Reivindican una manta,
Para la Señora con bebé.
Nadie oye.
Nadie ve.

 A la huella, a la huella,
¿A dónde vais soles?
¿De qué huis luceros?
Ojitos aterrados.
Piececitos lastimados.

Sin aliento los burritos.
Sin bueyitos los establos.
Por las casitas sin tejado,
Un rayito entra descorazonado.
Ni  Marías, ni Josés.
El lucerito del alba está confinado.

A la huella, a la huella,
Marías y Josés,
Dios desangelado,
Navega derrotado.
Nadie ha visto,
Nadie ha escuchado.

To the footprint, to the footprint,
Unforgettable Josés and Marías,
Running through bare valleys,
Deserted deserts.

To the footprint, to the footprint
Paddling, paddling,
There is no host country.
Keep asking  for.

Flowers of the desert,
Discolored carnations,
No host country.
Where will you rooted
Your aching bones?

Where will you be born, tiny bud,
Inside a belly grown up,
Little pigeon without olive,
Small owl without a hole?

To the footprint, to the footprint,
Those Josés and Marías
Of unknown God.
No one wants to know ...

To the footprint, to the footprint,
Expatriates,
They claim a blanket,
For the Lady with a baby.
Nobody hears.
Nobody sees.

To the footprint, to the footprint,
Where are you going suns?
What do you, tiny stars, escape from?
Terrified eyes.
Wounded feet.

Breathless donkeys.
Without oxen the stables.
For the houses without roof,
A thin ray enters disheartened.
Neither Marías, nor Josés.
The morning star is confined.

To the footprint, to the footprint,
Marías and Josés,
Soulless God
Browses defeated.
Nobody has seen,
No one has listened to.

viernes, 11 de marzo de 2016

Oferta de trabajo para cuidadoras un corazón

Cuidados dosificados

Estoy pasando unos días en UK con una amiga mía. He venido a verla porque ella me lo ha pedido. Un día se sintió tan mal, que todos pensaron que no duraría muchos días u horas más. Así que aquí estoy, con ella, después de cruzar el charco, a miles de kilómetros de mi casa.

Yo me pregunto ¿cómo me sentiré si llego a vivir hasta tener su edad? Cuando todo lo que me rodea se ha convertido en un caos que gira en torno a mis pocas necesidades, básicas, pero imprescindibles para poder seguir respirando cada día.

No puedo comprender este sistema británico de cuidadoras a domicilio, que han sacado la plaza por oferta pública. ¿Qué es lo que hacen durante un día? Se supone que deben venir, al menos cuatro veces diarias al domicilio del paciente, pero ¿para qué? Pues si se llaman “cuidadoras”, lo lógico es pensar que vendrán a realizar tareas para el paciente tenga una vida mínimamente confortable en su hogar... ¡Pues no! Te has equivocado, al igual que yo.

Típica escena diaria de una de estas “expertas” cuidadoras. Entra. Saluda. Pregunta cómo está el/ la paciente. Se dirige a la caja que contiene la medicación dosificada para cada día, que está recubierta que un plástico cuadrado trasparente (y esto es muy importante). “A ver que nos toca tomar hoy…A sí hoy es…”. Saca las medicinas, quitando el plástico transparente (lo tira al aire/ al suelo/ o lo deja acumulado sobre la mesa, porque no le pagan para tirarlo al cubo de la basura ¡Eso se excede de sus funciones!), luego pone los medicamentos correspondientes en una cajita de plástico, que pasa a la paciente con un vaso de agua. Si el vaso ya tiene agua ¡mejor! Porque ya no tiene que rellenarlo. Si no la tiene le pone la suficiente para que se tome los medicamentos y dice “Tómese esto”. Luego, ella saca la tabla donde debe anotar que ha venido a suministrarle la medicación. Como comentario añadido, puede decirle luego tengo que volver porque la siguiente está enferma, o hasta tal hora ya no volveré porque no puedo venir antes, etc. Es decir que la visita de la cuidadora puede durar un máximo de 5 minutos.

Desde España suelo llamar a mi amiga por la mañana. Muchas veces me dice que no ha venido ninguna cuidadora por la mañana, otras veces no han venido por la tarde. Ella se va a la cama muy tarde porque la última no viene antes de las 21:00 horas.

Mi amiga está en los huesos. Cuando llegué se le caían todos los pantalones. Se los he acortado para que le ajusten. Tenía las uñas muy largas. Se las he cortado. Tiene conjuntivitis, pero la enfermera viene a ponerle las gotas. No le lava los ojos antes de echárselas. Se los estoy lavando con agua hervida, para quitarle las legañas antes. 

Ella casi no camina, y lo hace ayudada por un tacatá abajo, y otro en el piso de arriba, al que sube en una silla eléctrica acoplada a su escalera. Lleva pañales. Cuando llegué tenía una bolsa repleta de ellos desechables, porque nadie se había tomado la molestia de echarlos a la basura.

Le traen la comida preparada al mediodía, mediante un servicio contratado de “Meals on Wheels”, pero necesita un desayuno y una cena, al menos. Yo me pregunto ¿porqué estas cuidadoras no pueden servirle estas comidas, cuando hoy en día todo lo tienen preparado y muy a mano?

Yo me siento violenta. Esto de los plastiquitos tirados por doquier me está sacando de quicio. Me estoy volviendo mentalmente agresiva. Me gustaría tener una varita mágica y ser capaz de volver a una de estas cuidadoras en una ancianita, aunque solo fuera por unos días.

¡Cuánto me alegro de ser española! Cada vez entiendo más a los británicos que, siendo de la tercera edad, se mudan a vivir a España. Es que mi país, además de tener sol, tiene personas con corazón y alma. Yo creo que el frío británico, no solo enfría los pies, sino también los cerebros, los corazones… y congela la humanidad.

viernes, 26 de febrero de 2016

Poema de amor y muerte al soldado desconocido

Dedicado a las mujeres que son, doblemente, víctimas de las guerras.




Aquel soldado perdido y ardiente,
Atropellándome con su cañón caliente,
Valiente, a intervalo intermitente,
De certeras balas sembró mi fértil vientre.
 

Por el Norte y el Sur se diseminó.
Hacia el Este y el Oeste partió.
Entre heridas y llagas, se perdió.
Sobre campos baldíos y mar agreste, batalló.


Lento e incesante te formaste
Dentro de mi ser anidaste,
De mis pechos cálida leche bebiste,
Embriagándote de mí creciste.


Con violencia fuiste engendrado,
Con inmenso dolor parido.
Y de un manotazo sin sentido,
Barrido.


Para que paz hubiera habido,
Mataste y luchaste,
Y sin que la paz reinara,
Moriste.


Escrito por Berta-Isabel Cuadrado Álvarez
Madrid, 8 de abril de 2010, 12:53:30

jueves, 25 de febrero de 2016

Aedh desea las vestiduras del cielo

Esta es una traducción libre del poema de W. B. Yeats, en el que he tratado de evitar sus repeticiones.





HAD I the heavens' embroidered cloths,
Enwrought with golden and silver light,
The blue and the dim and the dark cloths
Of night and light and the half-light,
I would spread the cloths under your feet:
But I, being poor, have only my dreams;
I have spread my dreams under your feet;
Tread softly because you tread on my dreams. 

W.B.Yeats



Ojalá tuviera yo las vestes bordadas del cielo
Entrelazadas con la luz dorada y plateada.
Con las azules, las opacas, las oscuras
Vestiduras de la noche, de la luz y la penumbra,
Tendería a tus pies dichas vestimentas:
Más yo, siendo pobre, solo tengo mis anhelos;
He extendido mis fantasías a tus pies,
Pisa sutilmente, pues pisas sobre mis sueños.

Traduccido por Berta-Isabel Cuadrado Álvarez

sábado, 20 de febrero de 2016

Sonrie al comenzar el día




BICA "Amanece, que ya es mucho".

Cuando centelleante emerja el sol sobre el horizonte,
Sonríe.
Sonríe cuando humildes manjares deleiten tu mesa.

Cuando trine una avecilla en el árbol o arbusto contiguo,
Sonríe.
Sonríe cuando tu gatito te dé un toque solicitando tu caricia.

Cuando las gotas de lluvia patinen indecisas ventanal abajo,
Sonríe.
Sonríe cuando asomen los tímidos gérmenes primaverales.

Cuando lontananza una capa nívea bese las cumbres,
Sonríe.
Sonríe cuando el gran astro se vaya formando un ocaso,
Ya que desafiando a la gran potestad de la incertidumbre,
Intuyes que mañana, prematuro, sin falta, volverá.

Porque todo esto, tan monumentalmente insignificante,
Es lo que hace que tu día a día tenga sentidos y sentido.

Toledo, 20, febrero, 2016