lunes, 2 de septiembre de 2019

Traducción The Hubris of Angels

La arrogancia de los ángeles

 

Traducción de 

The Hubris of Angels by Randall Horton

Después de una tortuosa noche de pesadilla,
Dejo a los otros caminando
A lo largo de la costa, justo por encima de la A1.
A través de la niebla de la mañana
Enfoco dos siluetas.
Dos cormoranes, tal vez,
Comprometidos en una exhibición romántica,
Pero las voces humanas parecen llevarlos
A través de la niebla, resonando, contra
El acantilado costero. Me convenzo
Contra toda razón, que estos son ángeles,
Quizás enviados con un mensaje de iluminación.
Estoy mareado, e intento discernir las palabras
Eso podría convertirse en algo insufrible
Vale la pena después de todo, pero el lenguaje me falla.

Solo puedo decir que el más grande de los ángeles parece
Gritar su desesperación, o advertencia,
o incluso desesperanza, pero sus palabras son engullidas
por el viento y caen con un ruido sordo en la costa.
El ángel más pequeño parece atrapado en una subida vertical,
Apresurándose hacia el cielo con alas que se desvanecen lentamente.

Seguramente su ascensión está cercana.
Pero en su belleza agonizante, esta desalada
Criatura comienza una caída en picado,
Perseguido por un padre desesperado,
Internándose en las profundidades de un mar
Pacífico y acogedor.

El sol ahora está muy por encima del horizonte,
La niebla se ha disipado y el pueblo
Acoge, con beneplácito, un día despejado
Para una captura abundante y una fe ignorante
De su propio destino no revelado.

miércoles, 21 de agosto de 2019

Gracias a mis lectores mexicanos




Hace mucho que no doy las gracias por las visitas de mis lectores a este blog.

Pues hoy, mismito, quiero darle las gracias a tantos que me visitan y me leen.

Ustedes no me dejan comentarios, pero yo les tengo vigilados, y sé de dónde proceden.

Me encanta tener tantos lectores de Hispanoamérica, que casi siempre suman más que los que recibo de los Estados Unidos y de mi patria, España. Este mes los mexicanos están batiendo el récord.

Yo, a veces, me he quedado asombrada, de la cantidad de horas que algunos se pasan aquí leyéndome. Como ven, además de saber de dónde vienen, también espío lo que me leen, ¡ja, ja!

Tengo constancia de que, mi entrada que más se lee desde México, es mi “CARTA de Cleopatra a Marco Antonio. Para satisfacción de su curiosidad, les informo que, desde que la publiqué en 2010, la han leído 1791 personas, y que la mayoría son mexicanos. De 204 lectores, que entraron el mes pasado, 43 la leyeron ¿Por qué les gustará tanto a ustedes?

Tengo que dar unas gracias especiales, a ese lector o lectora desconocido/a que, ya ha entrado desde México más de 30 veces a leerla, y que cada vez que lo ha hecho, se ha pasado varias horas en ella. Me alegro mucho de haber escrito algo cuya lectura le cause tanto placer. ¿Por qué no me deja usted un comentario sobre el motivo que tiene para releerla tantas veces y durante tanto tiempo?

Yo tengo una razón emotiva, que algún día les contaré, para estar muy agradecida al pueblo de México. Por eso, siempre los tengo en un rinconcito muy hermoso de mis memorias.

Nos vemos.

martes, 20 de agosto de 2019

A mi nuevo alumno



Pronto entrarás aquí,
Desde tu Iphone o tu PíSí,
Al espacio virtual creado para ti.
Leerás la información imprescindible.
La asimilarás
O te asustarás lo indecible.
Luego te irás para siempre,
O te quedarás.
Trasnochando minutos, días,
Semanas y meses,
Que, en total, no sumarán cuatro.
Sujetos y objetos, tu y yo.
En este lugar irreal,
Iremos desenhebrando la madeja
Del conocimiento hispano.
Te llevaré de la mano,
Para que ya nada,
Desde hoy, sea igual.
Palabras extrañas,
Jeroglíficos, imágenes,
Sonidos, pronunciación silábica.
Se irán enREDando en tu memoria.
Sustantivos, artículos, pronombres,
OCD, OCI ¿qué demonios es esto?
Posesivos obsesionados sin sus SSs.
¿Por qué “ME gusta A MÍ”
Y no “YO gustar a TE”?
Adivinanzas sin sentido,
Sin respuesta,
Sin aclarar, ni al levantar,
Ni a la puesta.
¿Qué cosa es ÉSTA?
¿Por qué si está aquí es ÉSA?
¿Y si está allí AQUÉLLA?
¿Por qué la tilde aquí
y no en “aquella botella”?
¡Qué linda, qué bella!
¿Por qué no le digo BELLO
el novio de Estrella?
Porque tiene mucho vello
Donde no hay cabello.
Aquí no quiero estar.
¡Me quiero pirar!
Si te piras,
Estarás pirado, que es ido
y también enloquecido.
¡Quédate!
¡Juguemos a enseñar y a aprender!
¡Es güay, divertido!
Yo te digo.
Tú dices.
Ambos decimos.