jueves, 9 de abril de 2009

POEMA: Jaque Mate














Si fuera capaz de mirarte,
De hablarte,
O de sonreírte...
Si fuera más valiente...

Ojalá que no te hubiera frustrado,
Que te hubiera comprendido a tiempo,
Que no estuvieras dolido,
Que te hubiera podido susurrar...,
Que me hubieras escuchado.
Si ya no llorara,
Ni sintiera,
Ni sufriera por tu enfado.


Por mucho que me cueste estar alejada de ti,
Más me duele comprobar que te hice daño.
Necesito volver a ser yo misma,
Para que pueda darte,
Por mi parte
El amor que tu sabes
Que hay en mi, para ti.

Parece que ya es demasiado tarde.
Estos días siento mucho dolor,
Porque no he podido hablarte cuando tu querías,
-No era mi momento-
Y cuando lo fue,
Ya no lo aceptaste...
Eso me causa angustia
y soledad
En mi corazón.
Así no puedo reaccionar a lo que tu -creo- que me pides,
Y tal vez temes que te tema
-Pero eso no es cierto-
Y que por eso no me das lo que de ti necesito.

No soporto ver tu rostro dolido.
No quiero que veas el mío angustiado.
Porque tu no eres capaz de arrancarme una sonrisa.
Porque es imposible que te la produzca yo.

Necesito una tregua,
Unos días, al menos...
No quiero luchar por una infructuosa felicidad.
Quiero meditar,
Y re-encontrarme...
Antes de que padezcas tu más.
Antes de que sufra más yo.
Antes de que tu me vuelvas a ignorar,
Antes de te haga más daño yo.

Perdóname, mi amor, el pesar
Que mi inconsciente proceder te haya causado.
Así como ya lo he olvidado todo yo.
Vive tu vida.
Que mi presencia no te va a molestar.
Busca tu bienestar
y aférrate a él donde y cuando lo halles...
Porque ahora no parece estar en mi...

Pienso que para conocer bien a otra persona
Hay que:
Arriesgarse,
Confiar en la inteligencia de uno mismo,
No usar a terceros,
Preguntar directamente,
No mentir,
No fingir que uno no siente
Lo que siente,
Mirar de frente,
No temer a nuestros sentimientos,
Mostrarnos limpios de corazón,
No ser vengativos,
Ni egoístas,
Considerar que todos merecemos la pena,
Darnos una oportunidad
Más larga de unos minutos,
Unas horas
O unos días...
Todos somos frágiles en nuestros sentimientos,
No causar aflicción gratuitamente,
Reparar a tiempo la causada, con o sin intención...


Te he hablado poco.
Te he tratado menos.
Ahora que te conozco algo,
Te siento mucho más,
Y te respeto.

No quisiera tener la capacidad de hacerte daño.
Se que el amor, a veces, no es suficiente
Para poder hacer dichoso al otro.

Nuestra vida
No es más que un cúmulo de circunstancias,
Que uno debe aprovechar
Antes de que cambien.

Algunos creen en la suerte.
Yo no.
Yo solo creo en el esfuerzo diario
En el que sea necesario,
Para mantener viva la llama del amor.
Lo que yo que haya hecho, o no, diariamente, por o contra ti,
Habrá construido la imagen que ante ti tendré.

Si yo hubiera aportado continuamente
Un granito de arena,
Basado, al menos, en compartir la:
Comunicación,
Comprensión,
Sensatez,
Alegría,
Cariño...
Se abría formado
En torno a mí,
Una frondosa colina florida
Para disfrute de los dos.

Pero si yo me hubiere fundamentado en:
El silencio,
La incomprensión,
La falta de confianza,
El despecho,
El capricho infantil y momentáneo
de "si no me das esto ahora luego no me interesa",
Habría construido un muro,
Que en vez de acercarnos,
Nos habría separado.

Y yo no quiero,
Colaborar conscientemente
A esto ocurra.
Yo necesito ser positiva,
Y que tu lo seas también.

Yo no voy a colaborar en ser la causa
De la infelicidad de nadie,
Y menos de la tuya,
Ni tampoco de la mía.

Hasta ahora he aprendido
Varios valores importantes de ti.
A saber:

No debo confiar en “las amistades peligrosas”.

Debería haberme dado cuenta de:
Tu lenguaje corporal,
Reaccionar a su debido tiempo,
Desarrollar habilidades de conquista.
Mi inexperiencia con los hombres.
Darte antes un lugar en mi vida.

Tengo que:
Olvidar mi miedo a ser feliz,
Ser menos tímida,
Ser más flexible conmigo misma,
Ser menos exigente para conmigo
Y no serlo tampoco con los demás,
No castigarme tanto,
No sufrir por cosas sin importancia.

Debo:
Dejar de soñar,
Ponerme a vivir.
Ser menos romántica, tal vez,
Y pisar más con los pies en la tierra.

Debo dejar de ser:
Tan emotiva,
Soñadora,
Pasional,
Cabezota.
Tan lenta para asimilar,
Y reaccionar.
Tan infantil.

Tengo que aprender a:
Ponerme en el lugar del otro,
Ver su punto de vista,
Escuchar hasta sus silencios,
Leer sus gestos,
Comprender a tiempo sus detalles.

Debería haberte comprendido mejor:
Porque tu tienes otro tipo de sensibilidad,
Tu percepción de las sensaciones es distinta a la mía,
Ves y escuchas a las personas de otra forma.

No tenía mucha idea de como sentías,
Hasta ahora no te entendía,
Solo te intuía.
Pero no quiero perder la esperanza.
Tal vez, tenga la oportunidad, todavía
De comprenderte mejor algún día.

Gracias por haberme transmitido todo eso...
Y mucho más.


Cuídate mucho estos días.
Te deseo lo mejor,
Aunque aún no haya sido capaz de demostrártelo.

Siempre estás en mi pensamiento
Y en mi corazón.
Pero si no puedo contribuir a tu contento,
Y solo te causo amargura,
Mejor me mantengo apartada.



Madrid, 09/04/2009 13:28:44

2 comentarios:

Glo dijo...

¡cuantos sentimientos¡¡

Bicabel dijo...

Si Glo:
A veces hacemos daño a los seres que amamos porque no somos capaces de entendernos a nosotros mismos, o no sabemos comprender, que son nuestros propios miedos los que nos impiden avanzar hacia alguien, que podría resultar maravilloso conocer en mayor profundidad.

Si no somos capaces de reconocer que tenemos ese pánico y empezamos a luchar contra él, nunca podremos comprometernos en una nueva relación junto a otra persona.

Ya que es, este mismo pánico, lo que nos provocará inseguridad y hará que intentemos alejárnos de lla, o tirar la toalla, en vez de sopesar el valor que su amor tiene o podría tener para nosotros, y si merecería la pena implicarnos a fondo ...

Gracias por ser tan incondicional y tus comentarios.

Besitos.

B